Otoño 2017

La Amiga Estupenda- Elena Ferrante
Por el ventanal entraba a raudales la luz blanca de la luna.
Bese el punto de lectura como hacia todas las noches;
en aquel debil resplandor intente releer la carta de mi amiga.
Brillaban las ollas, crujia la mesa, pesaba el techo alla en lo alto,
comprimian las paredes el aire nocturno y el mar.

Entradas populares